Transporte de barcos


Artículo compartido por: Adrián Serrano Gómez

Hola a tod@s, os voy a contar un par de consejos que para mi han resultado fundamentales a la hora de transportar mi barco por carretera cuando me voy de vacaciones. Mi historia comienza en el momento en que me traslado a trabajar a Holanda. Ya son muchas las veces que he transportado mi barco hasta España y creo que una buena preparación previa es fundamental para tenerlo todo bien atado. Espero poder ayudaros con este artículo.

¿Quién me transporta mi barco?
Primer consejo que puedo dar, dónde encuentro una empresa que se encargue del transporte de barcos, yo ahora vivo en Vlissingen (Holanda) y todos los veranos tengo que enviar mi barco hasta mi casa de vacaciones en un pueblecito de Valencia, esta tarea era muy complicada ya que en Holanda no conocía ninguna empresa de transporte de barcos de confianza. Encontré en internet la empresa americana uShip, el sistema de trabajo es muy curioso. Ellos no son transportistas, ni se encargan de establecer precios de envío, son los transportistas los que pujan por el transporte de mi barco y me puedo olvidar de estar llamando para pedir presupuestos.

¿Cómo transporto el barco?
Una vez que tengo mi empresa, lo primero que debes realizar es preparar la embarcación para ser cargada. Es muy importante que el peso se distribuya perfectamente en el remolque para su posterior traslado. La mayoría de remolques incorporan rodillos que nos facilitarán la carga y posterior descarga de nuestra embarcación.

También debemos tener en cuenta como arrastrar nuestro barco, yo utilizo un cabestrante, el de dos velocidades. A la hora de hablar del cable existen diferentes variaciones, tenemos cables de acero, de Kevlar que es un material sintético el cual aguanta muy bien los tirones pero a veces por rozaduras se puede desgastar, cada uno tiene sus preferencias en este aspecto por ejemplo algunos amigos míos prefieren utilizar cinchas sintéticas. De todas formas es fundamental que tanto como el cabestrante como si utilizamos cinchas deben tener freno para poder trabajar adecuadamente  y evitar sustos. Para la sujeción de la embarcación al remolque sí que uso cinchas y algunos tensores sujetados estratégicamente como puntos de anclaje.

La hora de cargar
Bueno ha llegado la hora de subir el barco al remolque así que con el mayor cuidado del mundo realizo esta tarea, creo que hay unos pasos básicos que hay que seguir:
  1. Colocar de forma correcta todos los apoyos, para su correcta distribución.
  2. Verificar que el barco quede centrado.
  3. Intentar poner el mayor peso en los ejes.
  4. No sobrecargar el barco, tiene que ir dentro lo estrictamente necesario y bien anclado
  5. Si hay algún elemento que sobresale lo señalo con una bandera roja de 40 cm x 40, en caso de que sea de noche debe llevar una luz roja.
  6. Comprueba, comprueba y comprueba
Hora de la botadura
En mi opinión se debe tener bastante cuidado en esta operación, para que ni el remolque ni el barco sufran daño.

En el puerto donde suele estar mi barco, no disponen de grúa también he utilizado grúa y no tiene nada que ver ya que las grúas facilitan bastante la tarea, y es el personal del puerto en que realiza esta tarea.

Para poder descargar el barco al agua sigo estos pasos:
  1. Comprobar el grado de inclinación de la rampa.
  2. Quito las cinchas de seguridad del remolque.
  3. Los amarres los dispongo desde popa hasta la proa.
  4. Fase delicada para mí: desciendo el remolque hacia el agua, llegando hasta un punto en que las ruedas casi tocan el agua evita que no entren en los cubos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada